¿Qué es una buena chamba en el sexo?

Todos tenemos un tipo de personalidad en diferentes ámbitos. No eres la misma persona cuando te relacionas en la escuela, trabajo, familia, o cuando tienes relaciones sexuales. Por lo regular siempre se deben cumplir las expectativas a las que estás acostumbrado o por lo menos no dar de que hablar.

En el sexo todos tenemos un gusto singular por algo. Tal vez ya has experimentado lo suficiente y sabes qué necesitas para complacerte. No digo que sólo buscas tu satisfacción, pero por lo regular siempre después de una “palo” piensas en lo que te gustó, si lo volverías hacer o simplemente si no te causó más que placer.

En las conversaciones con amigos, primos y conocidos hablan de una manera “igualitaria” cuando tocan el tema de sexo. A pesar que cada uno tiene un gusto diferente por las mujeres, (algunos prefieren a las nalgonas, o chichonas, hasta la de cuerpo de tentación, pero cara de arrepentimiento), en el sexo la mayoría habla de una buena chamba cuando mencionan ciertos aspectos.

La iniciativa es un punto importante. Atreverse a comenzar el jugueteo, para ellos, es más valioso que cualquier otra cosa.

De igual manera, las posiciones son importantísimas según su criterio. No les encanta hacer todo el trabajo: aplican el “arriba las mujeres para que se cansen ellas”, o por lo menos para experimentar nuevas formas de compaginarse.

Finalmente, el aspecto físico sí les importa. Aunque muchos hablan que es en lo que menos piensan, en mis intensas conversaciones con hombres siempre mencionan el aspecto físico de todo el cuerpo con quien mantienen relaciones sexuales.

Pueden ser tres simples aspectos que tal vez no tomamos en cuenta las mujeres, pero que para ellos son importantes para poder decir “me hicieron bien la chamba”. Si sabes de algún otro que consideres importante para el buen sexo, menciónalo. Nos ayudarías a conocer cómo complacer mejor a nuestra pareja.

Esto te puede interesar

Deja un comentario