Ni tan maldita, ni tan del diablo, “La maldición del diablo” y lo inverosímil de sus personajes

LOS RUIDOS EXTRAÑOS, SOMBRAS, VOCES DEMONIACAS, GOLPES Y OTROS CLICHÉS  SE HACEN PRESENTES EN “LA MALDICIÓN DEL DIABLO”.

Por: Mark Perestroika

 

Cada vez es más difícil encontrar en cartelera una buena película de terror que logre impactar, atrapar y en el mejor de los casos aterrorizar al espectador. En la mayoría de los casos el éxito de un filme de terror se debe al tipo de historia que se cuenta, la originalidad de la misma, la familiaridad que se genere con el público y que permita una identificación con los personajes y sobre todo las situaciones, aunque estás sean de lo más fantasiosas y poco creíbles. Pero qué pasa cuando ninguno de estos elementos converge o es desarrollado inteligentemente…pues el resultado es una película como “La maldición del diablo” o “Still Born” por su título original en inglés y que aún circula en cartelera.

La Historia…

Mary (Christie Burke) es una mujer embarazada de gemelos y que al dar a luz sólo logra que sobreviva uno de ellos, con la ayuda de su esposo Jack (Jesse Moss), tratan de sobrellevar la perdida, pero Mary se encuentra en un estado de depresión posparto el cual la lleva a tener alucinaciones y sentir una presencia siniestra que acosa a su bebé y a ella al punto de la locura. El nivel de estrés en Mary le hace llegar a sufrir una psicosis posparto que va empeorando a la par de situaciones dignas de atemorizar a cualquier mamá que cuida de su recién nacido y que se encuentre sola en casa.

En algunos momentos “El legado del diablo” nos recuerda a otros filmes como “Actividad Paranormal 2” (2010), a “Instinto Siniestro” (2007) y ciertos guiños a “La noche del demonio” (2011), pero en realidad está muy lejos de parecerse a alguno de estos filmes. Se agradece que el director abordara el tema de la depresión posparto y las situaciones por las que medicamente sufren algunas mujeres después de tener bebés y que podría haber sido un buen hilo conductor de inicio a fin para la historia, pero que desafortunadamente no ocurre.

Los ruidos extraños, sombras, voces demoniacas, golpes y otros clichés  se hacen presentes en “La maldición del diablo” como es de esperarse y que por extraño a lo que parezca no dependen de la música, que por cierto es terrible y desacorde a las escenas;  y aunque para muchos asegura el brinco desde su butaca, las situaciones y desarrollo final de la historia, rayan en la mofa y lo inverosímil al punto de olvidar lo “rescatable” de la película, dejando una sensación de desagrado ante lo ilógico de sus personajes y haber gastado el tiempo y dinero en tan mal filme.

Título: La maldición del diablo (Still Born, 2017)

Género: Terror/ Drama

Duración: 1h 27m

Director: Brandon Christensen

Reparto: Christie Burke, Jesse Moss, Rebeca Olson, Jeff Griffin.

Esto te puede interesar

Deja un comentario