QUIERO PRESENTAR UNA BANDA NUEVA, PERO NO SÉ, NO SÉ, NOSE!.

La escena indie no se puede permitir ciertos lujos, el buscar un lugar entre las bandas respetadas de tu país, se vuelve una obsesión. Esto se ha convertido en un reto para más de uno, pero, imagínate que eso va más allá de tus propios límites y fronteras.

La emoción que te desborda con grandes oleadas de ambición y visión llegan a alturas insospechadas, ¿y qué si quieres ir a conquistar otras tierras, u otro país? Ese es el caso de la banda chilena NOSE!, que de paso por el país, Ciudad Escondida tuvo la oportunidad de hablar con Tim, baterista de la banda.

Lo primero y más obvio, fue preguntar por el autodenominado género que interpretan, pues al juntar dos conceptos tan alejados el uno del otro como lo es el pop y el punk, es como querer juntar negro y blanco sin buscar gris, sino una explosión de colores:

“…¿qué es el punk?… es una rebelión, o la denotación de algo que no nos gusta… pero al ponerlo con el pop, no es por buscar lo comercial, sino por ponerle algo de realidad” –pues Tim explicaba la diferencia entre lo que tocan y lo que es cada género por sí mismo. –“algo más digerido, no el sonido crudo del punk”.

“SIENDO SINCERO, MENTÍ” SU TERCER ALBUM

Para ser sincero y aceptar que mentiste, primero hay que madurar, y justo eso fue lo que cuestioné, sobre esta etapa madura del grupo: “…a diferencia de los primeros dos discos donde las letras no era muy rebuscadas, con muchos modismos y groserías chilenas, pero esa era la esencia de un niño de 15 o 16 años, pero a diferencia de este disco, donde ya tenemos alrededor de 22 años, queremos demostrar al mundo que podemos seguir cantando lo mismo o podemos sentirnos igual, pero quizá con un punto de vista diferente, un poco más arriba”. – comentó la baterista.

Y es que este tercer álbum los llevó a tomar nuevos riesgos y caminos, los sacó de su zona de confort, y fue, de cierta forma, el camino hacia la profesionalización. Dónde además de tratar de seguir con la misma línea que los caracteriza, quisieron experimentar con nuevos sonidos, pensando en las influencias que cada uno de los integrantes tiene, pues a pesar de que todos escuchan géneros muy diversos, todos convergen al momento de componer, aunque juntarlo no siempre es del todo sencillo. De la misma manera, Tim, nos hizo notar que en el sonido de este disco, se escuchaba mucho más hardcore , aunque hay una variación de todos para todos.

LOS VENUES EN MÉXICO Y CHILE Y SU PASO POR TIERRAS MEXICANAS

Una de las cosas que más me llamaba la atención preguntarle a Tim, era la percepción sobre los venues en México, a lo que respondió: “…en Chile ven siempre por lo suyo… no se quedan a ver o conocer más bandas que únicamente la que conocen… acá es distinto, acá son más exigentes y atentos, y se nota que le tiene un respeto diferente la música en general…”.

Y es que la banda Chilena se quedará en México hasta el próximo día 9 del mes en curso, después de varias fechas en distintas sedes que incluyeron la CDMX, en la Capilla de los Muertos y el metro San Lázaro, visitaron Pachuca, Morelia, Guadalajara y aún les queda camino en Tlaxcala y Toluca.

Y justamente el metro, fue un punto de mucha emotividad para el grupo, pues comentó Tim, que a pesar de que al inicio se juntó poca gente, conforme pasó el tiempo con las otras bandas, llegaron fans suyos, que se sabían todas las canciones, y ese fue un momento sumamente emocionante para ellos. Porque además lo que ellos esperaban al llegar a México, era empezar de cero, pero se fueron muy sorprendidos ese día. A diferencia de lo que sucede en Chile, dónde las iniciativas para presentarse en espacios públicos, está limitada a bandas más grandes y consolidadas.

LOS SACRIFICIOS DEL TRABAJO PARA SALIR Y DAR A CONOCER SU MÚSICA

Básicamente, al igual que como sucede en la industria musical independiente de México, para que los chicos de NOSE! pudieran salir de su tierra natal y dar a conocer su música en otras latitudes, tuvieron que pasar un periodo de dos años de trabajo, dónde hicieron un fondo común de ahorro para la banda, donde además de sus aportes individuales, era depositado todo el dinero que recaudaban de la venta de merchandaising en sus tocadas. Y sí, en efecto, vivir de la música sería un lujo, pues todos ellos tienen que laborar en otros ámbitos para poder seguir haciendo lo que les gusta, ­continuó con la charla Timpues ellos no ganan dinero de sus conciertos, ellos lo único que ganan en la experiencia y el placer de salir a un escenario y presentar la música que hacen.

Para NOSE!, lo más importante es llegar a un punto donde su música se escuche por sí sola, y que más gente los pueda conocer. Con esa idea vinieron a México, a que los conozcamos, sepamos de ellos y sobre todo, de saber que en las latitudes inferiores del continente, se está haciendo música de mucha calidad, que posiblemente con el tiempo, podamos darnos el lujo de tener cada vez a más bandas indie invitadas en nuestro país, y mandar de nuestra parte, algunas otras que también merecen salir.

Esto te puede interesar

Deja un comentario