5 Películas mexicanas de principios de este siglo que todo millenial debió ver

México ha ido cambiando con el paso de los años, un cambio que es inevitable, y era evidente que la cultura y el arte creados también sufrieran una transformación.

Muchas veces el cine en nuestro país ha funcionado como el reflejo de nuestra sociedad, dando cierta percepción a los espectadores de lo que es nuestra cultura y su gente, desde la época de oro hasta el cine de ficheras; sin embargo, a principios de este siglo la manera de hacer cine se transformó gracias a los nuevos directores que llegaron con una visión un poco más amplia.

El cine local sigue siendo un espejo en el que muchas veces no nos gusta reflejarnos, y estas películas, probablemente, retraten muy bien la realidad que nos abrazaba (quizás todavía) y de la que la generación que vivió su adolescencia a principios de este siglo, fue testigo.

 

Amarte duele (2002)

Cómo olvidar el amor entre Ulises y Renata.

La lucha por un “amor imposible” dividido por las clases sociales.

Amores perros (2000)

Dirigida por González Iñarritu y escrita por Guillermo Arriaga.

Una película que hoy en día se ha convertido en un clásico de nuestro cine.

Y tu mamá también (2001)

Todos quisimos ser los “charolastras” en algún momento.

Tal vez esta película nos presentó las primeras imágenes “fuertes” (sabes a lo que me refiero) que vimos a esa edad en la pantalla grande (en la pantalla grande porque en la de nuestra compu ya habíamos visto muchas).

Matando Cabos (2004)

Joaquín Cosio antes de ser “El Cochiloco” fue “El mascarita”.

Matando Cabos fue una película escrita por Tony Dalton y Kristoff Raczynski. Una película que mezcla la acción con tintes de comedia. Gran producción que definitivamente puso el ejemplo de buen cine.

Temporada de patos (2004)

Estoy seguro que antes de ver la película, ya cantabas “un pato, que va cantando alegremente cua cua…” de Natalia Lafourcade.

Película del nuevo siglo, en blanco y negro, que muestra el domingo de dos amigos que descubren cosas de sí mismos y que tal vez tú también descubriste de ti, y todo porque se fue la luz.

La lista seguramente puede ser más extensa, sin embargo, estoy seguro que estas películas además de marcar nuestra adolescencia con sus historias, hicieron un cambio en el cine para bien.

Esto te puede interesar

Deja un comentario