¡Pan Comido, comida con buena onda!

“Pan comido” es una expresión tan conocida para referirnos a realizar alguna acción sin el menor esfuerzo posible y a rápida velocidad. Pero esta vez no hablaré sobre expresiones ni mucho menos sobre tareas que se realizan rápidamente, sino para recomendarles un restaurante vegano. ¡Ya sé!, yo y mis cosas vegetarianas, ¿no? Sin embargo, en la viña del señor hay de todo y en Ciudad Escondida tienen varios colaboradores vegetarianos.

Pan Comido tiene dos sucursales: una ubicada en la Colonia Roma y otra en la Anzures. Tienen desayunos, comidas corridas, cenas, comida a la carta, buenísimos postres y cafetería. Además, de un servicio amable y divertido.

Una tarde de viernes, comiendo con mi santa madre en las mesitas que tienen sobre la banqueta, disfrutando de una buena platica, hice feliz a mi estómago y a mi paladar con una hamburguesa Da Vinci y agua del día. La hamburguesa contenía hongos portobello asados en lugar de carne con delicioso pan integral, aguacate, lechuga, germen de alfalfa, jitomate y rodajas de cebolla morada. El agua fue de mamey con plátano, servida en frascos de vidrio que en su vida anterior contenían mermeladas, mayonesas o ese tipo de cosas, y muchos hielos. La combinación perfecta para aquella comida. Como complemento, en lugar de papas grasosas con las que normalmente uno acompaña una hamburguesa, fueron rodajas de varios vegetales deshidratados, súper crujientes: betabel, plátano, papa y algunas rodajas verdes que mi sentido del gusto nunca adivinó, pero tampoco me molestó.

Llegó el momento del café para continuar la plática. Mi mamá optó por lo más sencillo, un americano, mientras que yo elegí un moka con trozos de cacao. Lo acompañamos con galletas sin gluten rellenas de chocolates y semillas, simplemente de-li-cio-sas.

Lo bueno de este establecimiento es que tienen paquetes para comer muy rico y saludable: incluyen sopa, guisado, agua o te del día. Las bebidas suelen ser mezclas extrañas, pero muy frescas como coco con Jamaica o mango con jengibre.

Lo malo es que, si no llegas temprano, se acaban las comidas. Sin embargo, no te preocupes: sus horarios son buenísimos para que pidas de la carta lo que se te antoje.

Les dejo las direcciones, horarios y la página de Facebook para que se echen un clavado en los menús y las fotos, porque yo sé que de la vista nace el amor. Ojalá queridos, nos cuenten si fueron a Pan Comido y qué comieron.

SUCURSALES:

*Tonalá #91, Col. Roma.

Horarios: Lunes a Miércoles de 9:00 a 22:00 hrs, Jueves a Sábado de 9:00 a 23:00 hrs y Domingos de 9:00 a 21:00 hrs.

*Leibnitz #117 Col. Anzures

Horarios: Lunes a Miércoles de 8:00 a 22:00 hrs, Jueves a Sábado de 8:00 a 23:00 hrs y Domingos de 8:00 a 20:00 hrs.

Aceptan tarjetas de débito y crédito.

Tienen servicio a domicilio.

Esto te puede interesar

Deja un comentario