De música y marginalidades: el Reggaetón y su evolución

 

Todos hemos escuchado reggaetón en fiestas, en la radio y demás lugares, y, de acuerdo a nuestros gustos, generamos alguna crítica. El reggaetón desde sus inicios se ha encasillado, ha sido criticado y tachado de “no ser música”, de ser burdo y sinsentido. En otras palabras, se ha limitado a una imagen negativa incluso para aquellos que no gustan de él.

En esta ocasión, te contamos un poco de este género musical y te invitamos a dar un análisis y un comentario de este mundo. Si no te gusta, libérate un momento de aquel sentido que le diste al reggaetón y démosle una mirada nueva dejando de lado los prejuicios.

El reggaetón es un género musical caracterizado por el dem bow, ritmo basado en el tambor militarizado, popularizado por exponentes como Shabba Ranks desde finales de la década de los ochenta. Al principio, el género no era calificado como reggaetón, sino como hip hop latino gracias a sus orígenes sociales: se encontraban involucradas ciertos estigmas de marginalidad. Recordemos que el hip hop nació en los barrios bajos del Bronx en Nueva York, en los ghettos.

Podría decirse burdamente que, en sus inicios, cuando la identidad del reggaetón aún no estaba tan definida era el equivalente al hip hop y el reggae en Latinoamérica, pues aspiraba a ser en los barrios de Panamá un hip hop combinado con ritmos originarios del reggae jamaicano, dancehall y música afri-caribeña.

Se dice que su nombre fue acuñado por Michael Ellis, quien consideraba al reggaetón como una nueva ola musical, nueva fuerza, un nuevo reggae pero diferente: un “gran reggae”. Ellis fue productor de El General, artista nombrado por algunos como el padre del reggaetón, ya que fue uno de los principales y más influyentes sujetos que dio a conocer dicho ritmo en Panamá. Posteriormente, este género se comenzó a reproducir con nuevos exponentes en Puerto Rico y es donde más se comercializó.

Ha sido un género estigmatizado gracias a su origen y a las canciones caracterizadas, en su mayoría, por su gran contenido sexual, por ejemplo, se ha generado mucho ruido social por letras que han sido consideradas como violentas, machistas y vulgares. Sin embargo, el reggaetón tiene su complejidad y su construcción histórica y contextual: ha atravesado muchísimos cambios y etapas diferentes en las que se escuchan modificaciones constantes del ritmo. Es importante mencionar también que hay ciertos sellos característicos del reggaetón que han cambiado a lo largo del tiempo.

De igual manera, algo que ha generado muchísima controversia del reggaetón es el cómo se baila. Evidentemente el baile es un resultante de pasos de esa mezcla de ritmos. Cuando se habla de reggaetón, se asocia automáticamente el famoso perreo o twerking, que imita el apareamiento animal de perros o gatos. No puede hablarse específicamente del origen del perreo, porque se ha hablado que incluso en algunas culturas africanas, se practicaba este baile como un ritual. Sin embargo, lo que sí se sabe es que el famoso sandungueo, relacionado específicamente con el reggaetón, se comenzó a popularizar en Puerto Rico, Panamá y República Dominicana, extendiéndose después a países como Cuba, Panamá, Ecuador, Colombia.

Actualmente existe una nueva ola de reggaetón denominada el nuevo reggaetón, o neoreggaetón. Tiene su origen en Colombia y consiste fundamentalmente en mezclar las bases del reggaetón centroamericano con ritmos de música electrónica y hip hop. Algunos de los exponentes más importantes de esta rama en la escena comercial son Maluma o JBalvin. Este último aclara en diferentes entrevistas que uno de sus principales objetivos es dar apertura al género y aportarle un carácter internacional, además de generar una nueva imagen al reggaetón, que sea inclusivo y apto para todo público. Ha comentado que existe una percepción errónea de esta música.

El neoreggaeton, en este sentido, tiene una nueva identidad en la que no se potencializan valores del viejo reggaetón que podrían llegar a ser violentos, sino que se volvió una especie de pop. Tiene una gran aceptación y ha perdido poco a poco el gran estigma de marginalidad que lo caracterizaba.

Asimismo, hay una apropiación por parte de mucha gente ante esta nueva mutación del género que resulta bastante interesante. El reggaetón ya no forma parte solamente de un estrato social o de un tipo específico de personas. Se ha masificado tanto que ha ido perdiendo el carácter marginal que se le dotó en algún momento.

Es de notar que en la nueva escena existe una mayor apertura a las diferentes identidades y orientaciones sexuales. En la Ciudad de México, en la escena underground, se muestra una participación importante de la comunidad LGBTTTIQ.

Este género ha evolucionado a través del tiempo como un movimiento juvenil y promete seguir desarrollándose. La propuesta es dar un análisis crítico a esta música y repensar los ritmos y las nuevas mezclas que se van construyendo.

Esto te puede interesar

One thought on “De música y marginalidades: el Reggaetón y su evolución

  1. Interesante, aunque superfluo. Si se habla de la historia del reggaetón, se debe mencionar a Daddy Yankee y a Dj Playero, precursores del reggaetón en Puerto Rico y quienes lo empezaron a llevar a nivel internacional. Sobre todo DY, quién aún hoy día sigue sonando.
    No veo el problema con el reggaetón, siendo éste un derivado del hip hop, la onda es de: ¿te representa o no? Así como en el hip hop hay diferentes ramificaciones y sonidos -lo más conocidos: west coast y east coast-, en el reggaetón es igual. No es lo mismo el reggaetón de Puerto Rico, que el colombiano, al que se le llama «neoreggaetón». Es un tema muy extenso y claro que ha influido bastante en las sociedades de diversos países, aunque para mí sigue muy por debajo de otros movimientos más completos.

    Saludos.

Deja un comentario