Lóbregas siluetas deseosas de sangre Parte II

En esta segunda entrega les presentamos una cinta que en su momento no obtuvo buenas críticas. Sin embargo, obtuvo el estatus de película de culto, seguramente producto de la apertura a manos del hermano menos popular de Ridley Scott, pero bueno en publicidad.

The Hunger

Película del poco popular Tony Scott. Fue estrenada en 1983 y basada en la novela de Whittley Strieber.

Sin ser la primera opción del productor Richard Shepherd, se aventuró a llevar esta historia vampírica con Scott en la dirección. El resultado: una larga y pesada cinta. Nos logran engañar. Al inicio pareciese ser una sensual y atrevida historia de vampiros. Scott cuida los elementos estéticos, la iluminación y la fotografía, pero descuida la trama.

Cuando inicia la cinta se presenta un club underground. Los cuerpos se mueven al rito de Bela Lugosi’s dead de Bauhaus en un memorable primer plano mostrando a Peter Murphy. Más adelante notamos a una pareja: un estilizado David Bowie y una enigmática Catherine Deneuve vestida por un estupendo diseño de Yves Saint Laurent.

Luego pasamos a una ardiente escena de intercambio de parejas con un lascivo el derramamiento de sangre. De aquí en adelante quedamos desencantados. Recorremos sucesos flojos, nos encontramos con la muerte de John (David Bowie), luego retoman la trama y nos estallan una escena lésbica entre Denueve y Susan Sarandon.

Es una cinta hito para muchos, pero pareciese que lo trascendental dura 10 minutos. Lo más maravilloso se queda al inicio, en una escena memorable y excitante.

https://www.youtube.com/watch?v=C-o39BJ0Aww

Aquí lo tienen. Dos cintas llenas de sexo, lujuria y pasión. Por un lado, Cronenberg adapta una temática ríspida. Pese a la censura generalizada, presenta un trabajo excelso. Por el otro, Scott, teniendo todo sobre la mesa con la sensualidad vampírica, nos entrega un trabajo aburrido, rescatable por Bauhaus, el hermoso John (David Bowie) y la sensual Miriam (Catherine Deneuve).

Esto es todo por ahora. Hasta la próxima.

Esto te puede interesar

Deja un comentario