Cómo llegar a ser un rockstar y no quedarse en el intento

 

La fiesta es poca madre y es inspiración,

pero no se parte de ahí,

se parte de aprender a tocar antes de querer tocar.”

Charlie Monttana

 

Yo me salí de la Libre de Música, me salí del INBA y no sé leer música, y estoy batallando bien cabrón en las composiciones”, nos contó el Vaquero Rockanrolero, el ídolo del pueblo y representante de varias generaciones del rock mexicano, Charlie Monttana, quien conversó con Ciudad Escondida acerca de lo que las nuevas generaciones están dejando atrás en la música como trabajar duro: “que se aguanten la risa y el hambre y le peguen bien cabrón, que no les tiemblen las nalgas cuando estén en un escenario”.

¿Qué es lo que un músico debe tomar en cuenta para permanecer en el rock?

No hay que tomárselo tan en serio, pero nunca perder la formalidad y creer en lo que están haciendo, que les valga madre lo que digan los medios: si los critican porque son malos o son buenos, si en el fondo los está apoyando el público, si sus presentaciones tienen un jale en un círculo equis. También seguir adelante, no claudicar y no ser radical en cambios musicales, tener la mente abierta, crecer, estar a la vanguardia, pero no cambiar de concepto.

¿Qué consejo le darías las bandas que están iniciando?

Que se peguen las pelotas con masking para que no se les caigan, que se aguanten la risa y el hambre y le peguen bien cabrón, que no les tiemblen las nalgas cuando estén en un escenario, o porque un wey está más guapo que el otro, o la groupie de aquel está más buena, que se quiten esa mierda, que tengan el valor de decir “lo estamos haciendo bien y estamos bien cabrones”, que tengan madurez, seguridad en ello, que no se dediquen sólo a la fiesta, después de que haces toda la música, el disco y le gusta a la gente ya puedes pistear, ya pueden parcharse a otras, echarse el chupe, pero antes no.

cha

¿El rock es trabajo duro?

Hay que hacer taller, hay que hacer labor, y esa parte no la quieren hacer. Un cabrón no llega a ensayar, llega tarde, llega pedo, con su compadre o con unas viejas… no, eso no, es difícil que se lo tomen en serio, pero si piensan cuanto cobró Caifanes o Maná la última vez, sería bueno que lo tomarán en cuenta y quizás digan “ahhhh pinches fresas”. Sin embargo, si estás generando una industria puedes ser fresa, piña, melón o sandía, eso vale madre. Si se trata de un trabajo profesional, serio, es importante valorarlo como tal, es como estudiar una carrera, una licenciatura en lo que sean; en este caso es licenciatura social con la gente, porque las personas creen lo que les estás diciendo, eso es lo importante.

¿La nueva generación tiene una falsa idea de lo que es un rockstar?

Están muy chavos, ven videos de este rollo y les parece muy divertido, y sí, solo que estos weyes para hacer eso ya se chingaron años, tragaron muy cañón. La fiesta es poca madre y es fiesta de inspiración, pero no se parte de ahí, se parte de aprender a tocar antes de querer tocar. Hay bandas que ya compraron sus aparatitos y están haciendo covers de Nirvana, pero no saben tocar.

Yo me salí de la Libre de Música, me salí del INBA y no sé leer música, y estoy batallando bien cabrón en las composiciones. Contraté un arreglista, le hablo a un cabrón, pero no debería ser así. Tienes que aprender, pero eso para mí serían como seis años y la neta no es muy fácil, tiene su chiste. Les recomiendo que se preparen antes de empezar a volar porque de otra manera pueden estar en el juego un año o dos, que cuiden lo que tienen ahorita para que realmente les prevalezca y sea realmente su generador de vida, para que vivan a toda madre y la música les esté dejando satisfacciones económicas cabronas, se trataría de eso.

Facebook: Charlie Monttana

Esto te puede interesar

Deja un comentario