Libertad de expresión en Facebook: un arma de doble filo

Bienvenidos al tren más cotizado de todo México, el tren del mame. El tren más increíble al que te vas a subir, donde puedes ser político, comediante, defensor de los derechos de los pobres, economista, narrador de cualquier deporte y más.

Sin embargo, no todo es color de rosas. Existen reglas “morales” que se deben de seguir al momento de expresar tu opinión en Facebook. En Facebook puedes ser criticado por todo. A continuación, les decimos cuales son los temas de los que NO puedes opinar en Facebook, si no quieres ser crucificado por esos héroes cibernéticos de doble moral.

  1. Equipo de futbol o partido político

Si comentas que apoyas algún equipo de fútbol o algún partido político, siempre encontrarás a quien te diga que no tienes ni idea de política, ni de fútbol. Podrás encontrar rivalidades y hasta burlas por declararte de un lado o del otro.

  1. Homosexualidad

Cuidadito y hagas algún comentario en contra de la homosexualidad. Ni siquiera un chiste. Este es un tema del que muchos se llegan a ofender y ten por seguro que te llamarán homofóbico, aunque no lo seas. Pero claro que se suben mil memes burlándose de las relaciones heterosexuales y ahí sí todos nos debemos de reír.

  1. Machismo

En esta sociedad tan, pero tan machista, es casi imposible dejar de serlo por completo. Pero jamás te expreses de manera machista en Facebook, y mucho menos si tienes agregada a personas feministas, porque incluso te dirán que tienes el pene pequeño y por eso tratas de mostrar tu hombría.

  1. Gordos

Hay una regla que se debe seguir: sólo un gordo se puede llamar a sí mismo gordo. Porque si tú lo haces, eres un discriminador y una persona ofensiva. Me pregunto si la gente alta también se siente ofendida cuando les gritas: “Oye tú, alto ¿a ver cuándo dejas de crecer?

  1. Corridas de toros

En esta sociedad, donde preferimos ver la hamburguesa sin conocer a la vaca, consideramos realmente indignante ver a un animal sufrir. Qué importa que veamos indigentes muriéndose de hambre en la calle; si fuera un perrito, hasta lo llevamos nuestra casa para darle de comer. Eso sí, tenemos que grabar el “antes y después” para que la gente nos aplauda que salvamos un perrito. Me desvié del tema. Jamás apoyes las corridas de toros o eres un inhumano.

  1. Apoyar a la iglesia

A menos que solamente tengas agregada a tus tías, te recomiendo no decir que apoyas a la iglesia católica o te atendrás a comentarios como, por ejemplo, que es el opio del pueblo. Hasta se van a sacar de la manga la cantidad enorme de muertos que ha generado la religión.

Estas son sólo unas de las cosas de las que no puedes hablar o que deberías pensar dos veces antes de querer publicar algo así. Recuerda que jamás le vas a dar gusto a nadie, pero lamentablemente la gran mayoría queremos encajar y ser aceptados. Ni modo, a seguir las reglas morales que la sociedad impone.

Esto te puede interesar

Deja un comentario