Un legado lleno de terror y horror invade el cine

Por Mark Perestroika

El legado del diablo, ha dividido al público y generado polémica al ser considerada como “El Exorcista” de nuestros tiempos.

“Hereditary” (2018) o “El legado del diablo” como le nombraron en español, es el más reciente trabajo del director Ari Aster, quien presenta todo un viaje de terror psicológico narrado vertiginosamente de principio a fin, dejando al espectador en estado de shock, desesperación y miedo.

La Historia…

Toni Collette interpreta a Annie Graham, una mujer que empieza a descubrir los oscuros secretos sobre su madre recién fallecida y la influencia de estos sobre su familia. Extrañas apariciones, ruidos en casa y horribles pesadillas que los acechan al punto de la desesperación y la locura es parte de lo que vive ella y su familia, y que son solo el principio de algo más aterrador y demencial. Visualmente nos encontramos ante un nuevo clásico del cine de terror; que aborda el tema de la familia como el eje principal de la historia, la relación que existe entre padres, hijos y hermanos y que a simple vista puede parecer de lo más normal pero conforme nos vamos adentrando en su desarrollo, descubrimos que es un laberinto impredecible,  lleno de locura, frustración, misterio y horror que parece nunca terminar.

Considerada como El Exorcista” de nuestros tiempos “El legado del diablo” nos recuerda el terror a lo desconocido, a la incertidumbre y los secretos que guardan las familias y claro a otros clásicos que sirvieron de inspiración a Ari Aster (director), para la realización de este magnífico trabajo, de los que sobresalen “El bebé de Rose Mary” (1968) de Roman Polanski, y “Amenaza en la Sobra” (1973) de Nicolas Roeg, ambas de culto y que abordan el tema de la familia, los niveles de cordura y misterio ante lo paranormal.

Con excelentes interpretaciones, desarrollo en cada uno de sus personajes y sin la necesidad de recurrir a los clichés de siempre; “El legado del diablo” se perfila como una de las favoritas para entrar en competencia dentro de la próxima entrega de los premios Óscar 2019 y no es de sorprender dicho rumor; hay que recordar que este año el filme de Jordan Peele, ¡Huye! (2017) se llevó la estatuilla a mejor guión original y recibió otras nominaciones, algo que no se veía desde hace mucho tiempo para el cine de terror, horror y suspenso.

Si lo que esperan es el clásico susto y música estridente que hace brincar a cada minuto, lamento decirles que eso no pasará con “El legado del diablo”, es más… para muchos solo se trata de una película más de terror, llena de disparates y sangre en la pantalla, pero para otros una pieza única, bizarra, perturbante y llena de horror que forma parte ya del top ten de muchos amantes del cine.

¿Ustedes que opinan?

Esto te puede interesar

Deja un comentario