La vida: el cuento de hadas no apto para infantes

La mayoría de personas guía su camino buscando la aceptación colectiva: se vive una existencia llena de exigencias ajenas y desconocidas, pero aceptadas como propias desde la edad temprana. El resultado es la frustración e inseguridad. La tristeza mengua el ánimo y el desaliento, de causa desconocida, nos acompaña.

En nuestra mente giran sin para preguntas como: ¿Por qué te vistes de esa manera? ¿Cuándo te casas? ¿Por qué estudiaste esa carrera? ¿Por qué estas soltero? ¿Para cuándo los hijos? Infinidades de por qué. La satisfacción quizá se encuentre allá donde perdimos nuestra identidad.

Éstas y más cuestiones son expuestas en el más reciente trabajo de Nely Reguera. María (y los demás) no tiene la respuesta, sin embargo, evidencia la falta de certeza en la vida. Las expectativas difieren de la realidad. El tiempo transcurre. En su recorrido las decepciones no faltarán.

La mayor angustia de María (Bárbara Lennie) es el fracaso, concebido a partir de las decepciones de su familia. Aquí queda claro que la acción de juzgar es un acto sencillo al aplicarse a otro, pero en uno mismo la situación cambia.

Se trata de una familia tradicional de fuertes vínculos, o es lo que se aparenta. María es la menor, le anteceden dos hermanos. Su madre murió cuando ella tenía quince años. En la actualidad, su padre sigue vivo de pasada, María es inseparable a él, mas ve su unión rota por el amor de otra mujer.

Ella desea tener una pareja, además de publicar su novela. Su mayor sueño es ser una escritora reconocida. Desde años vive molesta, sin decirlo en voz alta. Le atormenta saber que su familia no la necesita. Mientras su padre tiene una pareja, ella no tiene nada y desea tener todo, al grado de conformarse con lo mínimo. ¿Qué más da el autoengaño? Lo importante es ser reconocida por primera vez por sus hermanos.

No esperemos un final feliz, tampoco su contraparte. Así no es la vida: la disfrutas o no. Uno mismo decide si se aplica la misma fórmula, o de ser capaz, arriesgar sin importar los resultados.

https://www.youtube.com/watch?v=mcNxcqnsWhs

Aquí lo tienen, una cinta más de todo lo bueno que nos ha dejado el cine ibérico en años recientes. Demostrando que no estaban muertos, sólo cambiaron de género.

Esto es todo por ahora. Hasta la próxima.

Esto te puede interesar

Deja un comentario