La Moira: La casa embrujada

Nuestra querida ciudad nos guarda una infinidad de misterios que hasta hoy en día no se han esclarecido por completo, hoy te platicaré sobre una casa que guarda un extraño y aterrador pasado, que quizá no te agradará mucho conocer.

Marquitos era un niño de 8 años y vivía en la colonia San Miguel Chapultepec. Jugaba en la calle sin el cuidado de sus padres. Un poco desobligado, pero eran los años 70´s, cuando no era tan hostil la ciudad. A Marquitos desafortunadamente le dio curiosidad ver la puerta de una de las casas más misteriosas y aterradoras; famosa por su extraña actividad, fue apodada como “la Moira”. Al encontrar al recinto, él escuchaba sonidos sumamente extraños provenientes de la planta alta. Después de entrar, la curiosidad lo hizo cometer un grave error: los sonidos y gritos los fueron llevando a una habitación en específico. En dicha habitación, encontró algo impactante: descubrió a un niño colgado. Marcos por la impresión salió corriendo a su hogar.

Pasaron los días, los meses y los años, el niño aún sentía esa sensación de curiosidad por saber si en realidad vio lo que creyó ver, así que regresó a la casa, pero no salió de la misma forma. Horas después su familia y la policía llegaron al lugar para descubrir algo atroz: hallaron a Marcos colgado en una de las habitaciones, hasta el momento se desconoce si fue suicidio o asesinato.

Años después se supo que en la casa se practicaban rituales satánicos y se realizaban ofrendas de religiones diversas. Posteriormente, la casa fue abierta al público para que se hicieran visitas guiadas por las noches. No fueron muy exitosas, ya que muchas veces los que visitaban el recinto reportaban acontecimientos sobrenaturales y muy desagradables. Luego, la casa fue reabierta como un centro cultural; se hicieron pinturas en sus paredes para darle vida y color a dicha casa, pero tampoco tuvo éxito, ya que meses después también fue cerrada al público.

Actualmente la casa está en un abandono total, se está deteriorando y a decir verdad se ve más aterradora que antes. Si gustas visitar la casa, está situada en José Vasconcelos.

Esto te puede interesar

Deja un comentario