Un Kokoro aniquilado al estilo nipón. Parte II

¿Recuerdan a Makoto Shinkai? Es el animador de la película que rompió récords en taquilla: Kimi no na wa. Este talentoso mangaka, junto con Yukiko Seike, lanzó en 2007 un manga de dos tomos, además de la adaptación a animación.

5 centímetros por segundo

Makoto Shinkai, en esta ocasión, difiriendo de su género habitual (el fantástico), se centra en hechos cotidianos.

La existencia de Takaki se complica desde temprana edad. De pequeño conoce a Akari. Ambos son niños enfermizos, por lo tanto, deben de pasar más tiempo dentro del colegio. Estos momentos los acercan hasta convertirse en grandes amigos. Akari se tiene que mudar a la Prefectura de Tochigi, mientras que Takaki permanece en Tokio.

La amistad sigue a través de cartas y algunas llamadas telefónicas. Con el tiempo la situación cambia, Tōno y su familia se tendrá que marchar a Kagoshima, esto significa alejarse aún más de Shinohara. Se acerca un encuentro, quizás el de despedida. Los trenes se han atrasado debido a una fuerte tormenta. La desesperación y tristeza aumentan al ver volar la carta escrita para su amiga.

Es casi imposible pensar que Akari sigue esperando. A poco del cierre de la estación, Takaki llega a su destino. Para su sorpresa su amiga sigue ahí. Su primer beso es bajo un cerezo y la nieve que asemeja a las flores.

Surge el factor detonante de la historia. La motivación para vivir se deposita en el deseo de proteger a un ser amado. Sin darnos cuenta el tiempo nos consume al grado de vivir de los recuerdos y deseos lejanos.

https://www.youtube.com/watch?v=M3Io2hVVNwQ

De niños pasamos a adultos frustrados, monótonos y vacíos, cuya mueca de optimismo olvidamos pintar en nuestro rostro. Simplemente preciosa. Quién no se acongoje con esta historia, no tiene corazón. Es dolorosa, pero realista.

Esto es todo por ahora. Hasta la próxima.

 

 

Esto te puede interesar

Deja un comentario