¿Existe el instinto maternal?

¿De qué depende ser buena madre? Al razonarlo, nos encontramos con que es una cuestión compleja. Sentirse forzada a ser de tal forma, como lo dictan las normas sociales, es una carga emocional para las mujeres. Este rol de crianza recae en solo una parte, anulando responsabilidades para unos y multiplicándolas para otros.

La maternidad es un estado de elección no natural. La idea del instinto maternal se encuentra añeja. Se trata de elegir ser madre, de aprender a convivir con otro y crear un vínculo de amor con su vástago. Sin embargo, la idea de una conducta innata no es del todo real. Aun así, se transforma en una exigencia social.

Mi amiga del parque

Ana Katz presenta una puesta en escena atrevida: el miedo a la soledad como producto de la maternidad. Nos acerca a mujeres que desean ser madres, sin embargo, se sienten imposibilitadas por la misma naturaleza; también a quienes lo son y al mismo tiempo no desean serlo, su amor tiene carácter individual, difícil de compartir con otro.

La exigencia de perfección es motivo de llanto para Liz (Julieta Zylberberg). Se esconde para no transmitir su angustia al pequeño Nicanor. Le falta algo, aún no sabe lo que es. Ama a su hijo, pero su incapacidad para alimentarlo la hace sentir lejana. Peor aún, no tiene con quien hablar. Al convertirse en madre, dejó su empleo de escritora. Su marido está ausente. Domo la figura masculina no tiene necesidad de abandonar su vida, se encuentra en Perú grabando un documental.

Lo más doloroso para la nueva madre es haber perdido a la suya mientras estaba embarazada. Ahora tiene que relacionarse con las otras madres del parque. Mujeres de clase media alta, estiradas y muy felices con su maternidad, preparadas para juzgar a quien no comparte su definición de madre.

Una mañana nublada Liz conoce a Rosa (Ana Katz). Mujer tosca al hablar, pero que irradia amor para su hija. Extrañamente comienzan a relacionarse, pese que Rosa le ha robado y timado. Busca algo en ella. Su relación se basa en duda y desconfianza. Rosa viene de un mundo diferente, las otras madres le huyen.

https://www.youtube.com/watch?v=8a5TFomhaA4

La imagen de progenitora reducida a nada para la mayoría es su lucha por recuperar su “yo” como mujeres, su independencia, así sea necesario buscar en los rincones más obscuros lo que otros le han negado.

Un drama con tintes de thriller, lleno de alegorías a la poesía de Nicanor Parra. Katz ha fungido como directora, productora, coguionista y actriz. Buen largometraje con una buena visión en tan solo 80 minutos.

Esto es todo por ahora. Hasta la próxima.

Esto te puede interesar

Deja un comentario