6 PLATILLOS QUE TODO MEXICANO HA PROBADO ALGUNA VEZ EN SU VIDA

La comida de nuestro país es patrimonio cultural de la humanidad, y vaya que lo merece, con tan distinguidos sabores y grandiosa sazón ha deleitado el apetito de muchos. Por eso estamos seguros que estos platillos típicos de nuestra patria los has comido alguna vez en tu vida:

1-. Tacos: Cualquier mexicano sabe lo que son y se comen de punta a punta del  país. Pastor, suadero, bistec, longaniza, campechano, costilla, tripa, ojo, hígado, cabeza y un larguísimo etcétera continúan esta lista; básicamente cualquier cosa que se enrolle en una tortilla obtendrá mágicamente este nombre. Es una carta de recomendación del país, cualquier extranjero que haya pisado territorio azteca, debió o deberá comer por lo menos un taco en su estadía.

2-. Pozole: Rabanos, lechuga, cebolla, aguacate y orégano, eso es lo que casi todos le ponemos encima a uno de los caldos más famosos del país, a diferencia de otros platos, este se ubica en toda la República, aunque si cambia según dónde lo comas. Ya sea blanco o rojo, con carne de res, pollo o cerdo. Pocos saben de su origen prehispánico, donde era preparado con carne humana como proteína.

3-. Cochinita pibil: ¡Bomba! No, no son de las que explotan, son de las que se dicen en la región de la península, de donde es originaria la bendita cochinita. Aquí si no hay de otra, la cochinita es de cerdo. Todos hemos degustado alguna vez este platillo tan agraciado, acompañado de su respectivo aderezo (generalmente con chipotle) y sus infaltables cebollitas moradas y chiles habaneros. ¡Ya se nos está haciendo agua la boca!

4-. Chiles en nogada: Considerado uno de los platillos más finos y representativos de la alta cocina mexicana y que sin embargo, es muy asequible para la mayoría (evidentemente no toda), la población. Chile poblano relleno de picadillo y frutas, cubierto con crema simbolizando los colores de la bandera nacional, típico de Puebla pero llevado a todos lados. Es muy común en la época de septiembre.

5-. Mole: También de tradición poblana. Muy popular en todo el país. Lo interesante de este platillo es que a pesar de que se conoce como uno solo, puede llevar diferentes preparaciones, diferentes tipos de chile y hasta chocolate, lo que lo convierte en un platillo único.

6-. Tamales: El guajolocombo es el desayuno nacional por excelencia. Atole y torta de tamal. Los más conocidos son los verdes (con salsa verde y carne de cerdo o pollo), los de rajas (chile rojo y rajas, a veces con queso), mole (acompañados por pollo o queso) y los de dulce, (que usualmente son amarillos o rosas y se acompaña de piña). Se comen todo el año y sin duda son de lo más conocidos. Hay regiones con sus propias variaciones, como el yucateco, hecho de cochinita, o el oaxaqueño, con adobo y pollo envueltos en hoja de plátano.

Un manjar para todos los que gustamos de chuparnos los dedos y deleitarnos con tan grandiosas preparaciones. Obviamente nos hace falta mencionar muchísimos, estos son solo algunos ejemplos, pero ¿Ustedes cuales más agregarían?

Esto te puede interesar

Deja un comentario